Denuncian una posible privatización de Arsat 3
17 de julio de 2017 16:04

Comentar este artículo


El presidente de Arsat, Rodrigo de Loredo, habría aprobado la venta de la mayor parte del satélite Arsat-3 a una empresa de Estados Unidos.

Así lo denunció el canal C5N, y afirmó que los próximos satélites producidos en Argentina pasarían a estar manejados por la empresa estadounidense Hughes.

En concreto, el medio afirmó haber accedido a una carta de intención firmada el 29 de junio en donde De Loredo autoriza a Hughes a que se quede con "no menos del 51%" de la construcción del Arsat 3. La empresa estatal cambiaría de manos y pasaría a llamarse Newco.

Según la denuncia de C5N, la estadounidense se quedaría, además, con el espacio orbital que le correspondía al país –junto a las ganancias que genera su explotación–. Esta cesión de producción y explotación se realizaría sin licitación ni consulta.

Hughes Communications es un proveedor de servicios de comunicaciones basadas en satélites. La compañía opera su negocio de satélites a través de su subsidiaria de propiedad total, HughesNet.

Una venta ilegal

La operación -afirmó C5N- iría en contra de la ley 27.208 de Desarrollo de la Industria Satelital aprobada en 2015, y que en su artículo 8 determina que no se pueden ceder los derechos del Arsat 3, y que cualquier cambio debe ser aprobado por el Congreso.

A su vez, la Ley establece que Arsat deberá ejecutar todas las acciones necesarias con el fin de implementar el Plan Satelital Nacional, que prevé la fabricación y posterior lanzamiento de ocho nuevos satélites en los próximos 20 años. También estipula buscar nuevas posiciones orbitales (ver también: Argentina ya cuenta con una ley para desarrollar su Industria Satelital).

Arsat-3 ya tiene fecha

Por su parte, el Gobierno ya confirmó que retomará el proyecto del Arsat-3 y que será lanzado en 2020. Al igual que los primeros dos, funcionará como un satélite geoestacionario de comunicaciones y cubrirá toda la Argentina con 24 haces en la banda Ka y con una capacidad mínima de 40 Gbps.

La decisión llegó luego de que, en 2016, Rodrigo De Loredo decidiera frenar su construcción por "falta de fondos". El objetivo –adelantó– será brindar conexión satelital y 4G en los rincones más inaccesibles del país, donde resulta más difícil llevar la infraestructura que requiere la fibra óptica (ver también: Se retoma el Arsat 3 y será lanzado en 2020).

En medio de fuertes repercusiones y acusaciones sobre esta posible privatización, aún no se conocen las respuestas oficiales tanto de Arsat como del propio gobierno.

Fuente: CanalAR

Enviar por email | Versión imprimir

Comentar este artículo


Quienes Somos | Based on SPIP | Developed by APLIWEB| Políticas de privacidad